¿Qué es el Mindful Eating?

¿Qué es el Mindful Eating?

Comer de forma inconsciente y acelerada, es algo que muchas personas hacen de manera habitual. La mayor parte de las veces que comemos así, casi no somos conscientes de lo que estamos comiendo.

Y este hábito nos perjudica a largo plazo. Tendemos a comer alimentos poco nutritivos y casi siempre, en cantidades superiores a las que realmente necesitamos.

Cada vez es más normal escuchar hablar del Mindful Eating, término que en nuestro idioma equivale a comer con consciencia, es decir, poner toda nuestra atención en el acto de comer.

El hecho de comer con consciencia (mindful eating) significa saber por qué se come ¿sientes hambre? ¿comes por ansiedad? ¿o simplemente comes por comer? En definitiva, comer con consciencia supone reflexionar acerca de tu modo de comer y los motivos por los que lo haces.

Debemos suministrar a nuestro cuerpo los alimentos necesarios para que lleve a cabo, con normalidad, las funciones que aseguran su correcto funcionamiento. Si aprendemos a comer con consciencia, comenzaremos a habituarnos a escoger aquello que compramos en las tiendas. Leer los ingredientes y ver que tengan pocos aditivos químicos, colorantes, conservantes, estabilizantes, etc. Cuantos menos aditivos posean, más saludables serán!!

Asegúrate de que tienes hambre

Si aprendemos a comer de forma consciente, seremos capaces de distinguir entre hambre emocional y hambre real. ¡Cuántas veces sentimos una repentina necesidad de comer!  Comer de forma compulsiva, muchas veces, se convierte en un consuelo sin que nos demos cuenta.

Cómo comer con consciencia

Para aprender a comer con consciencia será necesario al principio que lleves un pequeño registro acerca de tus razones para comer

  1. Piensa antes de comer: ¿Realmente tienes hambre? ¿Lo que vas a comer es nutritivo?
  2. Come siempre sentado:  Es necesario sentarse y tomar conciencia del momento.
  3. Apaga el televisor: comer mirando la televisión nos aleja de nuestras sensaciones. Además, si lo que estás viendo son noticias, tu digestión se verá alterada con toda seguridad.
  4. Toma consciencia de lo que vas a comer: damos por sentado que los alimentos tienen que estar ahí, pero la realidad es que el hecho de que estos lleguen a nuestra mesa, lleva implícito el trabajo de muchas personas que sería muy importante reconocer. Desde la persona que lo ha preparado, hasta todos los implicados en su cultivo de las materias primas, la recolección y transporte, han contribuido a que ese alimento esté en nuestro plato. El hecho de hacernos conscientes de ello y agradecerlo nos pone en contacto con el acto de alimentarnos de una forma mucho más humana.

RECUERDA: la base para disfrutar de una buena salud está muchas veces en cambiar nuestros hábitos. Elegir productos nutritivos y de buena calidad, especialmente aquellos poco procesados y con menos químicos. Necesitamos nutrirnos adecuadamente y activarnos haciendo cosas que aporten a nuestro bienestar integral. 

Fuente: Crear Salud